Top

Una buena idea para comer más, más sabroso y más barato en los aeropuertos

Como ya saben es muy difícil comer barato en los aeropuertos, además que normalmente lo que más se encuentra son opciones en diversas presentaciones de sándwiches, si, pan, pan y más pan,  y por si fuera poco a precios elevados.

Y bueno como bien dicen, “La necesidad hace al hombre” y al haber estado 10 horas en un aeropuerto tuvimos una magnifica idea.

Les cuento un poquito de nuestra aventura:

En nuestra primera vez que volamos con “Vueling” una compañía de “bajo costo” en vuelos en Europa, desafortunadamente un mes antes de nuestra partida cancelaron nuestro vuelo, esto nos arruinó prácticamente nuestro itinerario, ya que teníamos hoteles reservados y transportación pagada justa, al final la mejor opción que pudimos elegir fue viajar el mismo día que habíamos elegido pero en un horario horrible, pues resulta que salimos de Amsterdam hacia Roma haciendo una escala de 10 horaa en el aeropuerto de Barcelona, SIIII 10 horas.

Quisimos salir del aeropuerto pero los costos para dejar las mochilas/maletas son elevados, quisimos rentar un auto para salirnos del aeropuerto pero se tardaban dos horas en dárnoslo, por lo cual entre el salir y el trafico para regresar, y además mi papá con un tobillo lastimado decidimos mejor esperar las benditas 10 horas en el aeropuerto.

Teníamos hambre y compramos un sandwich, volvimos a tener hambre pero ya no queríamos más sándwiches secos, o comida congelada a 12 euros por cabeza. Tenemos que considerar que estábamos viajando con bajo presupuesto, y dado a esto mi esposo tuvo una maravillosa idea, se le ocurrió pedir comida a domicilio.

Siiiii, cuando me dijo la idea pensé: “es una buena idea” pero ni de chiste pensé que iban a querer entrar o que siquiera dejaran entrar a repartidores.

Pues mi esposo de lo emocionado que estaba con su súper idea, comenzó a buscar en internet restaurantes cercanos al aeropuerto y desafortunadamente uno que tenia menús muy ricos, de pollo y pescado, ya estaba cerrando, pero por fortuna encontramos una pizzeria y que creen?, con gusto nos la llevaron. ☺

Al final nos gastamos 16 euros por dos pizzas grandes y refresco incluido. Ahorramos alrededor de 30 euros comiendo más, más rico y fresco.

Incluso no nos acabamos todo y nos lo tuvimos  que llevar en el avión hasta Roma jajaja :), aquí una foto con las evidencias.

Comer barato en los aeropuertos

Agradezco Telepizza por su amabilidad y por hacer nuestras barrigas felices.

Así que ya saben, si un día tienen la mala suerte de estar por horas en un aeropuerto pueden llamar al restaurante más cercano y comer más barato y rico.

No olviden suscribirse a mi canal de youtube  y comentar o compartir este artículo 🙂

Booking.com

Soy Mexicana y a mis 21 años dejé mi trabajo para cumplir mi sueño de viajar por el mundo.

post a comment